Mirada Atemporal

Aquí encontrarás, lo que nunca buscaste.

Te sorprenderás al verlo...

Lo que aprendí en la vida...

Escrito por MiradaAtemporal 29-03-2016 en amor. Comentarios (0)

Aprendí que uno puede llegar a perdonar más de lo que uno cree. Cuantas veces hacemos encuestas que dicen ¿perdonarías una infidelidad? ¿perdonarías una traición? ¿perdonarías una mentira? Y por lo general decimos no, o decimos depende ¿de qué depende? ¿Acaso sabemos de qué depende?No, la vida me enseño que cuando uno quiere a alguien es capaz de perdonar todo, aun cuando eso que paso te aleje o hagas que te vayas de su lado.

Quizás el orgullo u otros sentimientos hagan hacer eso, el decir todo termino, pero es mentira, dentro de nuestro corazón sigue intacto todo lo que sentimos y si nos alejamos y dejamos de ver esa persona y dejamos entrar otras a nuestras vidas, pero jamás olvidamos y dejamos de querer. 

Aprendí que si uno QUIERE a alguien es muy difícil luego ODIARLO…


Publicado por Ayla Francisco Fabrizio

CUENTO = realidad difuminada

Escrito por MiradaAtemporal 16-03-2016 en cuento. Comentarios (0)

Los cuentos a los que tan acostumbrados estamos, muchas veces relatan historias reales. Historias de personas que han sido difuminadas. ¿Lo habéis pensado alguna vez? Os imagináis que vuestra historia alguna vez sea difuminada en un cuento para niños, un cuento en el que envuelven la crueldad con una dulzura de la que los niños no son conscientes. Blancanieves una historia mágica a la vez que cruel y terrorífica, ser perseguidos por un cazador que lo que quiere cazar no es un ciervo si no tu corazón, con el único objetivo de  complacer a otra persona, eso no es cuento para niños, eso da miedo. La historia de Blancanieves y los siete enanitos es real, ella existió de verdad. Blancanieves se llamaba en verdad María Sophia Margaretha Catharina von Erthal  que nació en el año 1729, y que sin embargo aun ahora pasado el tiempo toda la infancia la tiene presente. Ella era hija del príncipe Philipp Christoph von Erthal y de María Eva von Bettendorf. Hoy en día en el palacio en el que vivieron se conserva como un museo, "Castillo de los Erthal" en ella se expone el mítico espejo de la bruja, este espejo fue regalado por el príncipe a su segunda mujer Claudia Elisabetta. El espejo tenia la curiosidad de ser un objeto acústico es decir el espejo repetía lo que la persona que estuviese enfrente de él dijese como si hubiera eco, a parte de eso en la parte superior del espejo había una inscripción que ponía "amor propio" lo que retrata  a la perfección la vanidad de la bruja. Claudia la condesa, segunda esposa del príncipe, no era tan malo como pone el cuento pero si es verdad que siempre favoreció a los hijos de su primer matrimonio sin tener en cuenta a María Sophia de quien se dice que era muy guapa, un ángel caritativo y bondadoso, pero con la inconveniencia de ser ciega a causa de una varicela mal tratada.  ¿y los 7 enanitos? ¿existieron? depende de como los miramos es una representación simbólica, lo que quería representar era la existencia de unos niños con los que ella pasaba mucho tiempo y llevaban abrigos y gorros largos. Por el contrario lo del príncipe si que es una invención ya que ella se enamoro de Felipe II de España pero su padre denegó la boda por falta de conveniencia.

La  muerte de la verdadera Blancanieves es mucho mas trágica de lo que nos cuentan, ya que se piensa que fue envenenada por su padre para deshacerse de ella .

Según Voltaire, el hombre  necesita de los cuentos para entender el mundo que lo rodea. 

Publicado por: María Gómez Boto


                                 entero

Un día me senté y pensé...

Escrito por MiradaAtemporal 11-03-2016 en pensamientos. Comentarios (0)

Este pequeño extracto nos hace pensar y reflexionar desde distintas perspectivas, abriéndonos sin incomodidades y sin ningún tipo de temor. Lo escogí simplemente, porque me pareció muy interesante y incógnito. 

''Un día me senté y pensé. El pensar me puso a caminar. El seguir es inevitable. El escoger a donde voy es la cuestión. Opciones van y pasan, se desvanecen en el tiempo, en la vida. Aprovecho lo que percibo, lo que no lo desecho, lo hago a un lado y me duermo en mis laureles. Es solo que no me siento, solo camino, quiero caminar con los ojos abiertos. La vida es mi vida, no la de otros. Se desvanece el amanecer, saltando hacia el futuro. Consiente mi pensar, y mi sentir déjalo a un lado.''


Publicado por Ayla Francisco Fabrizio



Tranquilidad

Escrito por MiradaAtemporal 06-03-2016 en Mandala. Comentarios (0)

Para comenzar me gustaría juntar en un mismo post dos clases distintas ya que al acabar terminé con una sensación prácticamente parecida que fue tranquilidad.

Una de ellas fue la clase de los mandalas de chocolate en la que dejamos fluir nuestras ideas y pensamientos a través del chocolate y decoración. Empecé haciendo una especie de mandala del cual no me sentía identificada y preferí realizar otro con el que me sintiera más a gusto. Este al que me refiero tiene forma de flor, las flores me encantan y me relaja hacer cosas relacionadas con ellas. Fue una clase divertida, entretenida, y para mí muy tranquila. 

Mandala


La otra de las clases fue la de dibujar con distintas formas, como con los ojos tapados, con música, con la mano que no sueles escribir, etc. Puedo decir que desde mi punto de vista fue como con la de los mandala, simplemente dejé fluir mi imaginación y expresar a traves del dibujo lo que me venía en ese momento a la cabeza. Ahí sí que me relajé muchísimo. Tuve cierta dificultad a dibujar con los ojos tapados la primera vez pero la segunda estuve bastante bien dejando que fluyeran mis ideas e intentar plasmarlas sin siquiera poder verlas. Como dato tengo que decir que en todos los dibujos al final acababa habiendo una flor.

Ambas clases me parecieron fantásticas, y acabé con muy buen sabor de boca como se suele decir.

Dibujo con los ojos tapados

Publicado por Cristina Curiel

Hasta donde puede llegar nuestra imaginación?

Escrito por MiradaAtemporal 04-03-2016 en imaginación. Comentarios (0)

En la clase de este jueves 3 de marzo hemos podido probar, experimentar y sobre todo descubrir hasta donde puede llegar nuestra imaginación añadiéndole algunas dificultades como son algunas de estas: pintar con los ojos cerrados, con la mano inversa a la que escribes normalmente atada y con música y muchas otras formas. Esta actividad nos transmitió buenas vibraciones a muchos de nosotros pero a otros cuantos nos transmitió en algunas ocasiones inquietud o impotencia por no poder perfeccionar los dibujos ya que dibujábamos con la mano con la que no estábamos acostumbrados a dibujar en nuestro día a día. Una de mis sensaciones fue la impotencia de no poder o de no ser capaz de mejorar el dibujo o de perfeccionarlo, era una impotencia de rabia y querer actuar desatandome la otra mano. Otra de las actividades fue pintar con música, está fue la que más me agradó ya que me dejaba llevar por la canción y solo me centraba en eso y en nada más de lo que pasaba en el exterior. El hacer esta actividad me hizo relajarme y sentirme más viva y más tranquila para las siguientes actividades.

Este es un claro ejemplo de uno de mis dibujos con la mano izquierda atada a la de mi compañero.

Publicado por Ayla Francisco Fabrizio