DISFRAZ EMBARAZOSO

Escrito por MiradaAtemporal 27-02-2016 en sueños. Comentarios (0)

Nuestro día comenzó como otro cualquiera hasta el momento de hacernos pasar por dos embarazadas. Queríamos comprobar qué es lo que se siente siendo madre joven y así comenzó nuestro día.

Un momento impactante, ponernos la tripa. No es nada fácil ver como estás normal al igual que siempre y al segundo con una tripa monumental. Para ambas fue un momento difícil ya que resulta hasta chocante al principio. Nosotras mismas nos asombramos al vernos así y la verdad que fue una imagen que no nos gustó mucho al menos al vernos con esta edad. Una vez superamos vernos así comenzó nuestra experiencia. Para que fuera más real decidimos poner nombres a nuestros bebés, el de María, Norah; el de Cris, Marcos.

Desde el primer momento que cada una decidió salir de casa pudimos apreciar las malas caras, comentarios a tus espaldas e incluso señalarnos con el dedo. Fue bastante duro pero aún así decidimos continuar con dicha experiencia.

Algo inexplicable para ambas fue que desde el momento uno nos empezamos a agarrar la tripa como si fuera verdad. Nos llamó bastante la atención.

Nos dimos cuenta de que una madre joven tiene que superar muchos obstáculos empezando por tener que rechazar a tu futuro de una determinada manera ya que teniendo un bebé tu vida cambia por completo y tus expectativas. Mucha gente considera que las madres jóvenes son unas inconscientes y nos dimos cuenta de que no es así, es verdad que hay muchos métodos anticonceptivos pero si en un momento te quedas embarazada por lo que sea, y decides tener al bebé es algo que has decidido tú, es decir, si es joven chica se queda embarazada puede decidir o no tener al bebé y si decide tenerlo es con todas las consecuencias, esa chica sabrá que no va a ser fácil, que tendrá muchos impedimentos en el camino, aguantará críticas y tendrá que hacer oídos sordos pero aún así estará para su bebé por lo que no consideramos apropiado tener que escuchar que las madres jóvenes son unas inconscientes, ya que maduran antes de tiempo.

Ambas decidimos de hacer de embarazadas porque es un sueño que nos gustaría cumplir en un futuro pero nos dimos cuenta de que no por ahora.

El día continuó y nosotras seguimos escuchando mil cosas, ya no solo eso si no que incluso ciertas personas vinieron a nosotras a preguntarnos que de cuanto estábamos. Nos sucedió de todo, en la propia universidad la gente nos echaba unas miradas de arriba abajo y algunos se reían, otros se asombraban pero siempre con miradas para nada agradables. Nadie se ponía en el lugar de una embarazada joven y es una pena.

En resumidas cuentas fue un día durísimo donde aguantamos de todo pero nos sentimos orgullosísimas de lo que habíamos pasado juntas, he aquí donde nos hemos dado cuenta de lo mal visto que está en la sociedad y de lo mal que lo tienen que pasar aquellas jóvenes que se quedan embarazadas.


sin-t-atulo.jpg



Publicado por Cristina Curiel y María Gómez