¡Fuera miedos!

Escrito por MiradaAtemporal 29-02-2016 en Atrapa miedos. Comentarios (0)

Hoy os contaré mi experiencia con uno de mis más angustiosos temores. La tarde comenzó de manera agradable, como de costumbre, con una de nuestras pequeñas charlas para dar entrada a la clase. La semana anterior se nos ocurrió hacer un “atrapa-miedos”. Sí, como lo oís, una versión un poco modificada del típico atrapasueños, el cual es un pequeño adorno colgado en la pared o en el cabecero de las camas que antiguamente los indios nativos usaban como amuleto para filtrar las pesadillas durante la noche y dejar solo los sueños positivos. Generalmente está formado por un aro sobre el que se teje una red con una forma parecida a las telas de las arañas, además de cuentas y plumas para decorar según los gustos. Sin embargo, aunque normalmente predominan las formas esféricas, en clase hubo variedad de modelos y colores que jamás me habría imaginado para un objeto como este.


Mi atrapa-miedos tiene una estructura especial y unos adornos con significado propio. Consta de una esfera grande, y más abajo una más pequeña. La superior representa a todos mis seres queridos, y en el centro una cuenta, siendo ésta la persona a la que más quiero en el mundo. La esfera pequeña soy yo, y alrededor unas plumas blancas rodeándonos a todos con el fin de protegernos. Estas plumas mucha importancia, ahora veréis por qué. Mi miedo en esta vida es no saber que va a pasar cuando dejemos el mundo terrenal, que hay más allá de este planeta en el que vivimos, detrás de la muerte… y qué pasará con todas las personas a las que vemos desvanecerse, ¿las abandonamos para siempre? La verdad es que no lo creo, pero el hecho de no saberlo con certeza me preocupa mucho. Quiero creer que lejos de lo físico existe un lugar en el que nos reencontramos y en el que nuestros espíritus son libres e inmortales; algunos puede que sean nuestros parientes que creemos perdidos, amigos, primos, hermanos, almas gemelas… todos ellos como seres de luz o ángeles que nos guían y nos acompañan para ayudarnos en nuestro camino. Las plumas blancas de estos ángeles siempre me han inspirado calma y esperanza, y para mí es lo que significan en mi amuleto.

Una buena manera de tener vigilados a nuestros miedos es teniéndolos en frente, en una muestra material para convertir lo abstracto en algo que podamos tocar y controlar, y así no perderlos de vista en ningún momento. Sé que puede sonar extraño tener tu mayor desasosiego en un objeto que vemos a diario, pero personalmente me ayuda mucho pensar que toda mi familia y amigos me acompañarán siempre, y yo a ellos, cada vez que lo miro.

Publicado por Virginia García Coretti