Mirada Atemporal

arte

Querido arte:

Escrito por MiradaAtemporal 15-05-2016 en arte. Comentarios (0)

Quiero agradecerte todo lo que has hecho por mí, la manera en que me has influenciado, cambiándome la vida por completo.

He comprendido mi lugar en este mundo y ahora soy capaz de verlo con unos ojos increíbles. Merece la pena perderse para encontrarse, y lo mejor de todo es que todavía queda mucho por descubrir. Quiero crecer a tu lado y seguir los caminos que me propongas, a cada cual más interesante que el anterior.

Contigo siento que la niña que llevo dentro desencadena emociones que ni por asomo me gustaría perder. Como una persona me decía siempre, “uno de mis mayores temores es el paso del tiempo”, pero en realidad, por mucho que los años pasen, todo seguirá exactamente igual si conseguimos darnos cuenta de que la vida es igual de bonita si mantenemos la mirada del niño que todos recordamos, cariñosa y sincera, siempre buscando una pequeña mueca de sonrisa.

Quiero animar a todas las personas que tengan interés, a percibir el rumbo con un poco más de alegría y disfrutar de las pequeñas cosas cotidianas que nos ofrece, porque el ser humano siempre tiende a obsesionarse con la llegada y no consigue ver lo que tiene en frente, difuminando lo que está pasando en ese momento. Quiero recordar que las mejores oportunidades no se deben desaprovechar, y que ya se verá lo que nos deparará el destino… Mientras tanto, disfrutemos del camino.

https://www.dropbox.com/s/i4vttqbedln99nw/Querido%20Arte%20Virgi.mp4?dl=0

Publicado por Virginia García Coretti


¿Que sentís cuando pintáis? A mi me pasa esto...

Escrito por MiradaAtemporal 19-04-2016 en arte. Comentarios (0)

El pintar nos hace que nos sintamos, relajados, que nos centremos simplemente en lo que estamos haciendo en ese momento, que nada de lo que haya alrededor nos importe y muchas otras cosas que nos ayudan a olvidarnos de todo y estar en un momento de ataraxia con nosotros mismos.

Hay gente que pintando, se concentra escuchando música, con total silencio,hablando con sus compañeros pero yo lo único que necesito es ''pintar con las manos'' sí, simplemente eso.

A mi el dibujar me hace sentir viva, relajada ya sea pintando con lapices o pinceles pero sobre todo con las manos. Está sensación tan maravillosa sólo me la puede dar ni mas ni menos que la pintura, el arte...

Recuerdo, que cuando era pequeña en el colegio nos daban siempre a elegir como queríamos pintar y con que pero de lo único que me acuerdo es que siempre decía una y otra vez ''yo con las manos profe'' en esos momento de niñez no se porqué pero me relajaba el llenarme las manos de pintura, sentir el tacto de la hoja y sobre todo el poder sacar lo mejor de mi como era mi creatividad y originalidad. 

El volver a pintar con las manos, me hace volver a la infancia y me permite evadirme en los recuerdos de aquellos tiempos. 

La pintura sea de la manera que sea no tiene edad ni límite.










Publicado por: Ayla Francisco Fabrizio

Hasta donde puede llegar nuestra imaginación?

Escrito por MiradaAtemporal 04-03-2016 en imaginación. Comentarios (0)

En la clase de este jueves 3 de marzo hemos podido probar, experimentar y sobre todo descubrir hasta donde puede llegar nuestra imaginación añadiéndole algunas dificultades como son algunas de estas: pintar con los ojos cerrados, con la mano inversa a la que escribes normalmente atada y con música y muchas otras formas. Esta actividad nos transmitió buenas vibraciones a muchos de nosotros pero a otros cuantos nos transmitió en algunas ocasiones inquietud o impotencia por no poder perfeccionar los dibujos ya que dibujábamos con la mano con la que no estábamos acostumbrados a dibujar en nuestro día a día. Una de mis sensaciones fue la impotencia de no poder o de no ser capaz de mejorar el dibujo o de perfeccionarlo, era una impotencia de rabia y querer actuar desatandome la otra mano. Otra de las actividades fue pintar con música, está fue la que más me agradó ya que me dejaba llevar por la canción y solo me centraba en eso y en nada más de lo que pasaba en el exterior. El hacer esta actividad me hizo relajarme y sentirme más viva y más tranquila para las siguientes actividades.

Este es un claro ejemplo de uno de mis dibujos con la mano izquierda atada a la de mi compañero.

Publicado por Ayla Francisco Fabrizio