Mirada Atemporal

Clase mágica

La semana pasada fue una de las mejores clases que hemos tenido. Hizo despertar multitud de sentimientos a todos los que tuvimos la suerte de vivirla. Se trataba del corto que grabamos de Blancanieves donde uno a uno íbamos diciendo: "soy adicto a...", yo dije que era adicta a no confiar en los demás, no sé si considerarlo malo del todo porque por una parte me ha servido para evitar las malas influencias y asegurarme de elegir bien a las personas con las que me rodeo ya que un miedo que he tenido siempre es que me hagan daño, de ahí que dijera que soy adicta a ello. Estas clases me han servido también para abrirme y contar cosas que quizás en otras circunstancias no contarías. Blancanieves (Belén) cuando llegó a mi y dije eso pude ver en sus ojos que también se ha sentido identificada, al final te das cuenta que todos tenemos un poco de lo que contaron los otros y no somos tan distintos. Al acabar Blancanieves necesitó ayuda del peso del que le habíamos cargado y ahí estuvimos para ayudarla, sólo quien estuvo es capaz de comprender ese momento. Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Simplemente fue INCOMPARABLE.

Publicado por: Cristina Curiel López

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: